10.3 C
Buenos Aires
19 octubre, 2019
Image default
Interes General

Vecinos del barrio de Flores piden que la Villa 1-11-14 se llame Barrio Padre Rodolfo Ricciardelli.

El miércoles 11 de Septiembre a las 13:30 hs, se llevó a cabo una Audiencia Pública en el Salón San Martin de la Legislatura porteña, donde vecinos y organizaciones barriales propusieron los fundamentos para bautizar a la Villa 1-11-14 del Bajo Flores, con el nombre de Barrio Padre Rodolfo Ricciardelli. Los oradores fueron los vecinos del barrio, amigos del Cura y ex compañeros del seminario.

Los vecinos expusieron la importancia de que el barrio deje la estigmatización de ser un número y tenga un nombre normal como cualquier barrio porteño. El proyecto ya había recibido la aprobación inicial, pero todavía falta la segunda votación final que permita el cambio de nombre.

El Padre Rodolfo Ricciardelli nació el 29 de Mayo de 1939 y fue ordenado Sacerdote en el año 1962. Se recibió de Licenciado en Teología por la Pontificia de la UCA  y fue fundador del “Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo”. Vivió y trabajó por más de treinta años en la Villa 1-11-14, acompañando a las comunidades más pobres. Fue amigo del Padre Carlos Múgica y durante la última dictadura militar enfrentó a las topadoras del entonces Intendente porteño, Osvaldo Cacciatore, que pretendía tirar abajo las precarias viviendas, y llevar adelante el Plan de Erradicación de las Villas, en vísperas del mundial de 1978 que se realizaría en la Argentina.

El Padre Riccardelli, vivía en el barrio de emergencia, desde el año 1973 y vió como a fines de los 80, ya se habían expulsando a más de 180.000 personas de los asentamientos, y de las 5600 casillas que había desde el principio, en la Villa del Bajo Flores sólo quedaban treinta.

Fue el Padre Riccardelli quien puso el cuerpo frente a las topadoras, y también fue quien impulso después la reconstrucción de la Villa, en la que hoy viven más de 30.000 personas.

Si bien la idea de que la Villa lleve su nombre surgió en el año 2014, fue recién el año pasado cuando más de 50 delegados del barrio presentaron el Proyecto de ley en Palacio Legislativo. El motivo por el cual  recién el año pasado se presentó en la Legislatura porteña, fue que uno de los requisitos de la Ciudad para que la Villa pueda tener el nombre de Barrio Riccardelli, señala  que la persona en cuestión debe tener por lo menos diez años de fallecido,  y el Cura tercermundista murió el 13 de julio del 2008.

Related posts

Jornada de adopción de Mascotas

Vida Urbana

Ciudad proyecta unificar cinco hospitales a 10 cuadras de Boedo

Vida Urbana

Comenzó la semana de la pastelería artesanal

Vida Urbana