15 C
Buenos Aires
23 febrero, 2020
Image default
Salud

Prevenite del calor con estos tips

Comenzó el calor y las altas temperaturas asechan nuestra salud. Los adultos mayores y niños son los más vulnerables. Poné en práctica estos tips y asegurate de pasar un verano saludable.

El golpe de calor es el aumento de la temperatura del cuerpo que se produce por la pérdida de agua y sales. Esto genera baja presión, y desmayos como consecuencia de la descompensación.

A pesar de que lo aconsejable es intentar no salir a la calle los días de mucho calor, para los deportistas se recomienda realizar ejercicios al aire libre, en lo posible en horas de la mañana, lo más temprano posible, cuando aún las temperaturas no son tan elevadas..

El golpe de calor es el aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol o por hacer ejercicios en ambientes calurosos y poco ventilados, y se produce porque el cuerpo pierde agua y sales.

Por este motivo, lo aconsejable además, es intentar estar en lugares frescos donde corra mucho aire, en lo posible natural.

Los síntomas suelen ser muy variados pero incluyen sed excesiva, dolor de cabeza, la sensación de tener la boca pastosa y sudar en exceso.

Respecto a los adultos mayores, les recordamos que con la edad se vuelven menos sensibles a sentir sed, por lo que deben recordar y tener como hábito tomar agua. Cuando la temperatura sube y comienzan los síntomas, el cuerpo puede haber perdido entre 4 y 6 litros, que se deben reponer de forma constante”. A medida que aumenta la edad, las personas se vuelven menos susceptibles a regular la temperatura, sufren períodos de hipotermia en invierno y tienen problemas con el calor en verano.

El golpe de calor también se da usualmente mientras las personas jóvenes hacen entrenamiento físico, debido a la perdida de agua.

En los bebés, los síntomas de la deshidratación son muy similares a los de los mayores, suelen estar tranquilos, con una baja en su actividad normal, se quedan dormidos, pierden la iniciativa, tienden a no comer ni llorar”.

Respecto a las personas mayores y los bebés, tienen que estar en condiciones frescas, con agua suficiente. Si comienzan a sudar mucho, o están demasiado tranquilos o que tienen sed hay que ofrecer líquidos. Y si se quedan dormidos o se desmayan hay que concurrir a un médico”

Related posts

Cómo saber que todo va bien con nuestros huesos

Vida Urbana

¿Cuánto le toma a los músculos recuperarse después de un entrenamiento?

Vida Urbana

Psicólogos y un nuevo frente contra Finocchiaro

Vida Urbana