13.1 C
Buenos Aires
18 junio, 2019
Image default
Cultura

El “agravio” del ministro Avogadro y las libertades de la cultura laica

Hecha la torta, todo empleo es un sacrilegio, profanación de un lugar sagrado. Pero es que para eso fue concebida esta forma. ¿Su principal pecado es su tamaño heroico? Hay que reconocerles a los artistas que han sido relativamente literales: en la misa, la hostia es cuerpo de Cristo y el vino, su sangre, según el ritual consagrado por el Mesías en la Última Cena, como prenda de comunión y vida eterna en sus discípulos.

Encuentro que la Jesus cake de Pool & Marianela, a pesar de su título – Kidstianismo, que lo emparenta con sus Barbies de culto y otros artículos de consumo infantil a la norteamericana- tiene una imaginería “bien nuestra”. Aunque más europeo que el Gauchito Gil, tiene el aire gauchesco y cierto mérito en mostrarlo yacente, en lugar de colgado en la cruz, su instrumento de tortura. Es un Jesús aproximado, no eclesiástico, popular, que recuerda el imperfecto Ecce Homo repintado en Borja. Si el ministro de Cultura e incluso el jefe de Gobierno porteños debieron proceder a la expiación, ¿qué infierno les espera a los artistas por haberlo horneado, cubierto de glasé y cortado en porciones?

Los artistas Emiliano Pool Paolini y Marianela Perelli (AFP)

Pool Y Marianela. Otra obra de la pareja de artistas. / JUAN JOSE GARCIA

La molestia de Poli no se dirigió a la obra tanto como a los funcionarios. Es claro que un país que pudo promover a un Papa cuenta con una masa crítica capaz de proyectar una fe y sus códigos inflexibles. Pero esto entra en conflicto con lo prosaico de la posmodernidad, con los muchos tiempos que conviven en la línea del presente: el tiempo que conjuga el celibato y la pornografía, los obispados con esas zonas liberadas para la creación, como las galerías y los museos. En este sentido, creo que no debería perder de vista Monseñor Poli, si no quiere que la ortodoxia le impida ser ecuánime, que para repudiar la acción del ministro Avogadro antes tuvo que sacarla de contexto. Que todos esos tiempos convivan no significa que no reconozcamos el año del almanaque ni la hora de los relojes.

La única diferencia entre la Eucaristía y la Jesus cake no está en una masa con o sin levadura (la hostia occidental es de pan ácimo; esto fue objeto de ásperas polémicas en el primitivo cristianismo, de cismas que fue necesario superar). Es claro que el gobierno de Mauricio Macri, quien en la misa del 25 de Mayo parecía necesitar un instructivo para persignarse, ha tenido que conformarse con no recibir ninguna cortesía de las jerarquías religiosas. Nadie le quitará el mérito de haber sido el que, desde el regreso de la democracia, se lanzó a activar el debate sobre la despenalización del aborto.

Quizá Pool & Marianela también se preguntaban otros asuntos con esta obra: ¿por dónde empieza un cuerpo sagrado? Ni por los brazos ni por la cabeza o los genitales, sino por lo más bajo y grosero de la anatomía, escribía George Bataille, por los dedos gordos del pie.

Nota Original

Related posts

Teatro Quirón: una opción artística para el sur de Boedo

Vida Urbana

Descubren el dedo perdido de una famosa estatua romana…en el Louvre

Vida Urbana

El premio Nobel de Literatura se postergaría hasta 2019 – Télam

Vida Urbana